Buscar
  • Esther from Radix

7 cosas que hay que mirar bien antes de comprar una vivienda


Barcelona es un lugar fantástico para vivir y comprar una propiedad allí es emocionante, pero te quieres asegurar que no compres algo que convierta la búsqueda de la casa de tus sueños en tu peor pesadilla.

Así que, además de que te guste la propiedad y de haber visto por tí mismo que esté en buenas condiciones o al menos en las condiciones que razonablemente podrías esperar, quieres asegurarte de que todo lo demás está en buen estado también, especialmente aquellas cosas que tal vez no puedas ver a primera vista.

En Barcelona y en otros lugares de España, es habitual realizar pagos por adelantado en varios momentos del proceso, pero no hay garantía de que te devuelvan las cantidades entregadas en caso de que algunos de los problemas que se mencionan a continuación salgan a la luz en un momento posterior. Más vale prevenir que lamentar.


1. Detalles de los gravámenes sobre la propiedad: Las cargas legales, como embargos, hipotecas y servidumbres, pueden afectar al uso o a la transmisión de una propiedad. Puedes obtener una "nota simple" del registro de la propiedad, que indicará el propietario registrado de la propiedad y enumerará sus gravámenes. Deberás estudiarla detenidamente para evaluar cómo podría afectar a la compra y uso de la propiedad. Dependiendo de lo que encuentres, podría requerir una acción o podrías decidir olvidadrte de esta propiedad.


2. Cuotas de la comunidad de propietarios y cuentas: Es importante saber cuáles van a ser tus gastos mensuales y si puedes soportarlos en función de tu nivel de ingresos. El importe dependerá en gran medida de los servicios incluidos; si el edificio tiene ascensor, servicios de conserjería, aparcamiento, piscina o jardines comunitarios, etc. Comprueba también si están al día los pagos de todos los propietarios en lo que respecta a las cuotas periódicas, así como los pagos irregulares por obras pendientes. ¿Está la comunidad "sana"? Es importante saberlo ya que puede repercutir en tu economía y en la de tus vecinos.


3. Normas y reglamentos de la comunidad: No menos importantes son algunas de las normas de la comunidad; ¿está permitido tener animales domésticos, por ejemplo? ¿Se ajustan las normas a tu estilo de vida? Conocer esto de antemano, te ayudará a tomar la decisión correcta.


4. Certificado de inspección de edificios: los edificios de más de 45 años están obligados a pasar la inspección de edificios llamada ITE (Inspección Técnica de Edificios). Esto garantizará que el edificio está en buen estado, o en su defecto pondrá de manifiesto posibles problemas que deban ser arreglados y que pueden suponer un coste para el propietario o nuevo propietario (según el momento).


5. Trabajos de mantenimiento previstos en el edificio y/o en las zonas comunes: El vendedor debe ser capaz de proporcionar información sobre cualquier trabajo de mantenimiento previsto. Piense en el tejado, la fachada, los desagües, las tuberías, la renovación de los ascensores o la reparación de la piscina. Esto es importante saberlo, ya que quieres estar informado sobre cualquier coste que pueda surgir en el futuro y qué parte ya está pagada por el actual propietario.


6. Estado general del edificio/apartamento: Pregunte específicamente por la electricidad y la fontanería. ¿Está actualizado el cuadro eléctrico? ¿Puede soportar tus múltiples aparatos eléctricos? ¿La presión del agua es suficiente? Haz una pequeña prueba y abre algunos de los grifos de la casa. ¿Tiene el piso contadores individuales de electricidad, gas y agua o hay calefacción comunitaria? ¿Se han renovado los desagües y cuándo? Si algunos de ellos están anticuados y deben ser sustituidos o actualizados, esto requerirá tiempo y dinero que debes presupuestar en tus planes. En caso de duda, vale la pena organizar una inspección técnica para evitar sorpresas o consultar a un arquitecto si se trata de reformas importantes.


7. Costes asociados a la compra de una propiedad: Cuando veas un anuncio online, el precio no incluye los costes de la transacción. Los costes de la transacción para el notario, el registro, las hipotecas y los impuestos pueden suponer hasta un 10% -13% del precio de compra. (más información sobre esto en un artículo adicional del blog que se publicará próximamente)


Es muy recomendable que tengas en cuenta los consejos mencionados en este artículo antes de firmar cualquier cosa o realizar cualquier pago Si todo esto te parece abrumador, un Personal Shopper Inmobiliario como Radix puede ayudarte con estos temas y hacer que el proceso no te preocupe o aclare cualquier duda que puedas tener durante el proceso.

Entradas Recientes

Ver todo

Como buscador de propiedades o agente del comprador, ver una propiedad para un cliente y permitirle evaluar si encaja, estando en otro lugar (en casa o en el extranjero) es algo que muchos clientes ya